19/2/12

Las carreras pedestres de Calanda

.
Camino del Tiro del Bolo, en Calanda. Siempre en la memoria
Monolito que recuerda las carreras pedestres de antaño. Foto: C. García
*
Calanda mantiene viva una de sus tradiciones más típicas de las Fiestas de San Roque, las “carreras o corridas de pollos”. Desde mediados del siglo pasado se celebran en un escenario más confortable para el público, la Plaza de Toros. Antaño las carreras pedestres y otras competiciones festivas se realizaban en el denominado “Camino del Tiro del Bolo”.
En el año 2011, la víspera de su disputa, los nacidos en 1946 inauguraron un monolito para que el recuerdo y las tradiciones siempre permanezcan.
La inscripción que figura en el monolito dice lo siguiente:
“Que nadie toque a los corredores, ni ellos con ellos.
CAMINO DEL TIRO DEL BOLO
En este lugar durante al menos dos siglos se celebraron competiciones lúdico-deportivas en honor de San Roque (las fiestas de verano): Carreras pedrestres, barra aragonesa, entalegados y cucañas.
Todos los calandinos mostraron aquí sus habilidades y los nacidos en el año 1946 quieren que sea recordado desde el 13 de agosto de 2011 hasta siempre”.
El topónimo del camino deja claro que antaño también se debieron disputar competiciones de tiro de bolo, aunque para San Roque las pruebas que acapararon el protagonismo fueron las carreras pedestres o “corridas de pollos”.
Antigua corrida de pollos en el "Camino del Tiro del Bolo". Foto cedida por José Miguel Asensio Membrado
*
Según los datos que hemos recopilado, hasta 1962, las “corridas de pollos” de San Roque se disputaban en el “Camino del Tiro del Bolo”, con salida desde el “Hilador”, hasta el pajar del “Tío Campechano”, camino de la “Loma del Balcón”.
Se celebraban varias carreras dando entre dos y cuatro vueltas. El alguacil daba la salida, mientras un guardia sujetaba los pollos colgados de un palo puntiagudo con ramos de albahaca. El palo era el chuzo del sereno. Otras veces colgaban los pollos en una horca y en los últimos años se colgaron en un bastón.

Camino del Tiro del Bolo. Foto: C. García
*
El segundo guardia iba con la bicicleta a colocarse donde los corredores daban la vuelta (pajar del tío Campechano).
Los premios era de tres, dos y un pollo, respectivamente, a los tres primeros clasificados.
Cuando se iba a dar la salida el alguacil echaba un bando:
“Van a dar suelta a la corrida, al primero se le darán tres pollos; al segundo, dos, y al tercero uno. Que nadie toque a los corredores, ni ellos con ellos, que si no serán sancionados”.
Mientras se disputaba la corrida, había personas que realizaban tareas en los pajares próximos al camino, aventando el cereal; por este motivo los corredores lo pasaban mal, pues la paja le iba a los corredores.
Camino del Tiro del Bolo. Foto: C. García
*
Las carreras eran amenizadas con melodías típicas por el gaitero y el tamborilero. De los años 40 a 50 era el tío Campos “el gaitero”, de Calanda; luego le sustituyó su hermano.
Algunos de los corredores afamados que han participado en esta prueba han sido:
Años 40 y 50: “El Mosquín, Borrachina, Manuel Palos Mas “el tío Hollín”, Miguel Bolea “el Rito”… Un año ganó Luis Royo, de Berge (Royo era minero; su mina se conoce con el nombre de “Mina del corredor”, en Berge). Albero Murillo, Rafael Bielsa, Manuel Blasco, Fontanillas, Francisco Guardia…


Carrera del Siglo o de la yegua, 1950. Foto: Archivo C. García
*
En la “Carrera del Siglo”, celebrada en la Plaza de Toros en 1950, participaron: Gregorio Rojo, Constantino Miranda, Pedro Sierra, José Coll, Ricardo Yebra y Buenaventura Baldomá. Todos los corredores eran atletas que formaban parte de la Selección Nacional de Cross.
Dos años también participó en la prueba Mariano Haro.
El cambio de escenario del “Camino del Tiro de Bolo” a la Plaza de Toros resultó polémico porque se rompía la tradición, aunque el tiempo ha demostrado que fue acertado. Según la opinión de algunos calandinos, “los corredores lo pasaban muy mal por el ‘Camino del Tiro del Bolo’”.


Pedro Sierra, de La Puebla de Hijar; Rafael Bielsa, "el Pelotón de Andora".... Plaza de Toros, años 50. Foto: Archivo C. García
*
Si la carrera se hubiera seguido celebrando en el antiguo escenario probablemente se hubiera perdido. La tradición permanece, adaptada a estos tiempos, y también los recuerdos con la brillante iniciativa de inmortalizarlos con el monolito.
En las fiestas de la Virgen del Pilar se celebraban igualmente carreras pedestres o “carreras de peatones”, tal como se denominaban en otras poblaciones del Bajo Aragón. En los años veinte ya se disputaban en la Plaza de Toros.

 
Corrida de pollos en el "Camino del Tiro del Bolo", 1932. Foto cedida por José Miguel Asensio Membrado
*
Crónicas de algunas carreras de las Fiestas de San Roque de antaño

  • 1920.- En las carreras pedestres resultaron premiados los mozos José Aguilar, Antonio Pellisa y José Navarro, con tres, dos y un pollo, respectivamente. En la de jovenzuelos Miguel Gimeno y Damián Herrero con pollo y peseta. Niños: Miguel Bondía y Joaquín Escuín, con pollo y peseta. También se celebraron carreras de entalegados. Estuvieron amenizadas por la dulzaina y tamboril.
  • 1930.- Las tradicionales carreras a piernas y de entalegados que el día 16, festividad de San Roque, tuvieron lugar, viéronse este año concurridísimas. En la primera carrera a piernas ganó el primer premio, consistente en tres apetitosos pollos de corral, el joven Manuel Gascón Más, El segundo premio, de dos pollos, se adjudicó a Miguel Escuín, y el tercero, de un pollo, a Vicente Tello. En la segunda carrera, también de piernas, triunfó Pascual Buj, que ganó un pollo. En la carrera de entalegados, llevóse el premio, un pollo, el joven José Aznar, y en la carrera a piernas para niños de doce años, triunfó el pequeño Andrés Portolés Pelisa, que muy ufano llevóse a su casa el premio ganado. A pesar de la gran afluencia de gentes que presenciaron las carreras, no hubo que lamentar el menor incidente, lo cual dice mucho en favor de las responsables autoridades locales y de los vecinos en general.
Carrera de pollos, San Roque 2011. Foto: C. García
*
Bibliografía:
José Antonio Adell y Celedonio García: El Pedestrismo en Aragón. DGA, Zaragoza, 1987.
Las carreras pedestres de Aragón. Tres siglos en imágenes. UNESCO Aragón Deporte, Zaragoza, 2011.
*

No hay comentarios: